Técnicas de recuperación de datos de discos duros

Cuando un disco duro se daña, existen una serie de técnicas que permiten recuperar los datos de manera eficaz. La naturaleza del daño del disco duro es un tema clave para determinar qué técnica deberá emplearse. Cuando el daño es físico, es necesario aislar la parte del mecanismo que provocan el fallo. En muchos casos
 

Cuando un disco duro se daña, existen una serie de técnicas que permiten recuperar los datos de manera eficaz. La naturaleza del daño del disco duro es un tema clave para determinar qué técnica deberá emplearse. Cuando el daño es físico, es necesario aislar la parte del mecanismo que provocan el fallo. En muchos casos se puede reemplazar la pieza que no funciona para que el disco duro vuelva estar operativo, al menos hasta que se pueda hacer un backup completo de la información. Cuando el fallo físico ocurre en los platos magnéticos que almacenan la información, no siempre la reparación es un proceso tan lineal. En ocasiones es posible aislar los clusters de información dañados, para así permitir una lectura más o menos completa del archivo. Cuando un archivo está corrupto por daños en los platos es necesario reemplazar la información faltante, y a veces el daño físico es tan grande que ese archivo se perderá irremediablemente o quedará truncado.

Cuando se pierden datos que permiten iniciar lógicamente la lectura del disco, es necesario reemplazar o reconstituir ese sector de booteo para poder acceder a los datos almacenados, volviendo a hacer el disco utilizable. Por lo general se obtiene una imagen del disco  -se clona-, en un soporte que ofrezca total confianza.

Cuando algunos datos están dañados y evitan acceder al disco, o recuperar la totalidad de los archivos en él guardados se emplea una técnica llamada signature search, que tiene la función de reconstruir ficheros aislados o desvinculados de la “tabla oficial de contenido”.

Los daños en el hardware pueden ser de distinta naturaleza. Si existen circuitos impresos dañados deben ser reemplazado por otros circuitos idénticos, y esto hace que el disco vuelva a funcionar, no sin antes comprobar las calibraciones originales.

Cuando un disco duro falla y no hay técnicas de recuperación caseras que sirvan es imprescindible recurrir a una empresa experta en recuperación de datos de discos duros, quienes dispondrán de todo un arsenal técnico y científico que garantizarán la recuperación de la información casi en la totalidad de los casos.

Fuente de la imagen

 

Los comentarios están cerrados.