Recuperar datos en un MacBook: Recurre a los profesionales

Hay una manera de recuperar datos perdidos o eliminados de un MacBook Pro dañado de forma fácil y rápida. Pero requiere el uso de software dedicado que funcione en todos los dispositivos y unidades Mac. Hay varias herramientas de recuperación de datos en el mercado, pero si no te sientes seguro de utilizar un programa
 

Hay una manera de recuperar datos perdidos o eliminados de un MacBook Pro dañado de forma fácil y rápida. Pero requiere el uso de software dedicado que funcione en todos los dispositivos y unidades Mac. Hay varias herramientas de recuperación de datos en el mercado, pero si no te sientes seguro de utilizar un programa que no conoces, recomendamos dejarlo en manos de profesionales.

Un archivo o datos de un ordenador comprenden documentos, fotos, música, videos y software, entre otros. Estos podrían borrarse intencionalmente o por error e incluso vaciarse de la papelera si no se usan. Sin embargo, a veces surgen situaciones en las que dichos archivos eliminados deben recuperarse para su uso posterior. Y es en ese momento cuando las herramientas de recuperación de datos se vuelven útiles y necesarias.

Muchas veces, los archivos de nuestras computadoras se dañan o son inaccesibles debido a una pérdida de partición, unidad no reconocida o incluso un USB dañado. Esto puede hacer que un MacBook Pro no se inicie, lo que lleva a la corrupción del sistema. Porque tu sistema Mac esté bloqueado o que no inicia, no necesariamente significa que tengas que buscar uno nuevo.

Recuperación de datos en MacBook

Un usuario puede elegir recuperar archivos perdidos utilizando una unidad flash o de “boot”, u otras unidades de disco duro externas, así como las tarjetas de memoria correspondientes. Igual que los famosos “Usb de arranque”.

Cuando un Mac no arranca o experimenta un fallo del sistema, se pueden usar varios programas de recuperación de datos en el mercado. Estas herramientas pueden haber pasado por innumerables pruebas y ser extremadamente confiables y útiles, pero en manos de gente no capacitada pueden crear desastres. Generalmente se dedican a acceder a los archivos de aplicaciones integradas o archivos de respaldo del software.

El uso de  estas aplicaciones para MacBook con recuperación de datos no suelen ir más lejos que seleccionar los tipos de archivos que el usuario desea recuperar y hacer clic en “Siguiente” para iniciar el software. Luego, el usuario seleccionará la unidad de almacenamiento donde se guardaron inicialmente los datos perdidos, eliminados o dañados para obtener una vista previa y recuperar los archivos necesarios después del debido escaneo. El usuario puede personalizar el escaneo para incluir correos electrónicos, audios, fotos, videos y documentos simples entre otros archivos.

¿Es recomendable intentar recuperar los datos nosotros mismos?

Sin embargo las velocidades de escaneo y recuperación para HDD y SSD de estas aplicaciones no son las mejores en comparación con lo que un experto puede hacer. Su velocidad de escaneo es inferior al promedio y su velocidad de recuperación de datos también es lenta y no demasiado eficiente. Además, algunos usuarios se han quejado de que estos software no han podido recuperar todos los datos necesarios y parecía selectivo al recuperar ciertos archivos perdidos o eliminados.

Otro inconveniente observado es que el software no puede mostrar automáticamente los archivos eliminados por separado de otros archivos hasta que se hace clic en la pestaña Eliminados. Curiosamente, este proceso puede durar hasta 30 minutos para un SSD. Probablemente podría haber sido muy innecesario que los archivos eliminados se clasifiquen de la manera en que lo hace. Además, parece que es casi imposible guardar los datos de recuperación para su uso cuando se reinicia el software. Esto se debe a que la herramienta continuó escaneando el disco durante una hora. Cuando intenta abandonar el escaneo, no se detiene hasta que uno tiene que recurrir al Monitor de Actividad para forzar su cierre.

Por esta serie de inconvenientes, y por la posibilidad de destruir tus datos para siempre, la mejor alternativa continua siendo consultar con un profesional. Así, al menos recibirá un diagnóstico fiable y sensato sobre la situación; y abrirá la puerta a la solución más eficiente.

 

Los comentarios están cerrados.