Qué es la recuperación de datos remota

Cuando una empresa contrata un servicio para el manejo y disposición de la información, uno de los puntos de mayor interés es la recuperación de datos remota. Esto permite que el técnico pueda acceder desde otra localización alejada de los discos duros con problemas, y proceder a la recuperación de datos sin tener que estar
 

Cuando una empresa contrata un servicio para el manejo y disposición de la información, uno de los puntos de mayor interés es la recuperación de datos remota. Esto permite que el técnico pueda acceder desde otra localización alejada de los discos duros con problemas, y proceder a la recuperación de datos sin tener que estar presente. Sin duda, la comodidad de este servicio y la rapidez con que permite solucionar los problemas son ventajas enormemente apreciadas por empresas necesitan un nivel de servicio de máxima urgencia. Sin embargo esta técnica puede estar limitada en función de la naturaleza del daño.

La condición para poder operar datos de manera remota es contar con conectividad a Internet. Por medio de determinados puertos y  aplicaciones puede operar sobre esa unidad para proceder a la recuperación de la información, sin necesidad de tener que retirar físicamente la unidad y llevarla a otro lado.

Sin embargo, la recuperación de datos remota presenta algunos desafíos en cuanto cuestiones de seguridad, ya que estaríamos habilitando los medios para que terceros entren en nuestro sistema. Es por ello que este tipo de intervención debe ser efectuada por personal altamente especializado, quienes puedan ofrecer todas las garantías de seguridad para evitar filtraciones indeseadas. Los expertos podrán aplicar medidas adicionales de seguridad para evitar espionaje industrial o el robo de información.

Asimismo, esto es posible solamente en casos de daños lógicos, y no de hardware. Este último escenario nos plantea la necesidad de tener que reemplazar partes de los discos duros u operar físicamente sobre ellos. La recuperación de datos remota es perfectamente aplicable cuando se trata de reparar el sistema de archivos, la tabla de particiones o el MBR -Master Boot Record, o sector de booteo del disco. También es posible aplicarla para borrados accidentales o cuando se ha formateado el disco por error.

Fuente de la imagen