Guías prácticas

Mitos acerca de la recuperación de datos y los discos duros

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

A medida que la tecnología avanza también avanzan los mitos sobre cómo se recuperan los datos según la falla que se ha provocado. Si bien algunos todavía no han sido resueltos, hoy hablaremos de los que sí tienen una respuesta.

Uno de los mitos más mencionados por los usuarios es “Debo ponerme en contacto con la empresa que fabrico mi ordenador/dispositivo ya que seguramente ellos son los más calificados para restaurar los datos perdidos”, esto es falso, por más que la empresa fabricante conozca muy bien el ordenador o dispositivo que nos ha vendido, no son expertos en recuperar datos.

“Tengo un sistema de copias de seguridad que  funciona correctamente, por lo tanto no tengo que preocuparme por la posible pérdida de datos” Lamentablemente esto no nos garantiza que nuestros datos estén completamente seguros, un fallo en el hardware, un virus, un error humano o hasta un desastre natural puede provocar una pérdida de datos en el que la copia de seguridad no servirá  para nada.

“No tengo nada que perder solo por entregar mi dispositivo para que sea evaluada la pérdida de datos” Hay que ser muy precavido a la hora de entregar nuestro dispositivo dañado, ya que esa pérdida de datos puede ser total si no es manipulado como corresponde, cuando era posible la recuperación si este hubiese sido tratado como corresponde.

“Solo se pueden recuperar los datos tras un fallo en el disco duro” Muchas veces recuperar datos de sistemas virtuales o bases de datos es mayor que la probabilidad de recuperarlos en un disco duro.

“Los platos del disco duro se puede quitar con facilidad de un disco y leer en otra unidad independiente” Esto es falso,  intercambiar los platos de un disco duro es muy difícil y de un riesgo altísimo. Solo con intentar realizar esto podemos perder por completo los datos de nuestro disco duro. Se recomienda que los usuarios no intenten abrir la unidad, realinear los cabezales o transferir los platos del mismo. Este tipo de intervenciones siempre deben ser realizadas por un profesional.

“Mi disco tuvo una falla mecánica, los datos perdidos por esto pueden ser recuperados mediante un software” Esto es completamente falso, si el disco está dañado de forma mecánica es imposible acceder a la zona de los datos. No intente encender el disco, esto podría provocar un daño irreparable y la pérdida total de los datos.

Un mito muy leído en la web es “Mi disco duro ha dejado de funcionar, ¿si lo meto en el refrigerador se arregla?” muchos creen que haciendo esto el disco puede desimantarse o desmagnetizar por efecto del frio, pero la realidad es que no. Se puede dañar aún más por efecto de una condensación de agua existente dentro del disco que dañe los platos y partes metálicas del mismo.

“¿Es verdad que los discos duros están sellados al vacío?” Esto no es cierto. Si es verdad que son fabricados en lugares con normas de higiene y limpieza estrictas, para poder evitar la contaminación con partículas de polvo por ejemplo. Los discos tienen un orificio que le permite la entrada de aire y un filtro en este que evita el ingreso de suciedad e impurezas.

“Si desfragmento mi disco duro puedo sobrecargar el brazo móvil” Es todo lo contrario. Aunque esta operación en sí supone un gran movimiento, al tener que mover los datos de un lado hacia otro del disco, el resultado es que estos datos quedan organizados de forma secuencial en el disco. Esto permite que sucesivas operaciones de lectura/escritura se puedan realizar sin tener que moverse prácticamente, lo que reduce el movimiento del brazo e incrementa  el rendimiento del disco.

“Debo formatear mi disco duro con regularidad así mejoro el rendimiento del mismo”  Completamente falso. Formatear el disco con regularidad no mejora su rendimiento, en todo caso el desfragmentarlo si ya que reduce el movimiento de las cabezas de lectura/escritura.

“Los discos duros solo pueden ser instalados de forma horizontal” Falso, pueden ser instalados de cualquier forma, ya sea vertical, horizontal, boca arriba o boca abajo. Lo único que no resisten es ser girados cuando estén funcionando, ya que puede dañarse por el aterrizaje de sus cabezas.

“Si apago incorrectamente mi ordenador no perderé mis datos” Falso. Al apagar de forma incorrecta el ordenador podemos provocar una pérdida de datos que no fueron guardados previos al apagado de la unidad. Siempre debemos seguir los pasos de un apagado seguro para evitar esto.

Estos son algunos de los cientos de mitos que existen sobre la pérdida de datos y los discos duros. Algunos de ellos han llevado a los usuarios a pérdidas totales por no dejar sus datos en manos de los expertos.

 

Fuente imagen

Contacta con Serman Recuperación de Datos

Comments are closed.