Fallas en el firmware del disco duro

La falla en el firmware del disco hace que el mismo deje de funcionar correctamente de forma inmediata. El firmware es un conjunto de instrucciones lógicas que permiten que el disco le hay manipule la información almacenada en él. El propósito es permitir una el disco contar con las instrucciones necesarias para la lectura y
 

La falla en el firmware del disco hace que el mismo deje de funcionar correctamente de forma inmediata. El firmware es un conjunto de instrucciones lógicas que permiten que el disco le hay manipule la información almacenada en él. El propósito es permitir una el disco contar con las instrucciones necesarias para la lectura y escritura del información. El firmware también controla los circuitos electrónicos. Queda claro, en consecuencia, que se trata de una parte vital en el normal funcionamiento de cualquier disco duro.

Los fallos en el firmware deben ser interpretados como un problema en el software interno del disco. La solución deberá quedar a cargo de un experto en recuperación de discos duros quien se encargará de reprogramar los componentes defectuosos para que el disco vuelva a ser funcional, al menos de forma temporaria, con el objetivo de poder realizar una copia de seguridad del información allí contenida.

Por lo general, la fallas en el firmware se deben a picos de tensión que si bien no llegan a dañar los componentes mecánicos ni las placas en sí, son lo suficientemente poderoso como para corromper los datos del firmware.

Otras causas de fallas en el firmware pueden atribuirse a golpes o vibraciones, que dañen los cabezales de lectura. Los fallos en el cableado interno del disco son, asimismo, causa frecuente de fallos en el firmware. También cabría la posibilidad de que esta pieza venga defectuosa de fábrica. Un cabeza al defectuoso puede llegar a ser letal para la totalidad de la información almacenada en el disco, dado que el si, por ejemplo está mal calibrado o roza de alguna manera las placas, el daño en la superficie puede volverse irreparable, aún para un experto. En estos casos la solución posible radica en ver si se pueden reconstruir los ficheros, o al menos recuperar parte de los mismos.

 

Fuente de la imagen

 

Los comentarios están cerrados.