Procedimientos para recuperar datos

Discos Duros y La Recuperación de Datos: Por Qué Los Usuarios No Deben Abrir los Discos Duros

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Más porcentaje del que nos gustaría, de los discos duros que recibimos para recuperar datos nos llegan con etiquetas despegadas o rotas. Dichas etiquetas funcionan como un sello de garantía y permite saber a simple vista y sin indagar demasiado si alguien ha intentado o no abrir el disco duro para recuperar la información por su cuenta.

No nos vamos a cansar de repetir una y otra vez que los discos duros son sumamente sensibles a la contaminación y es fundamental que sean manipulados con sumo cuidado.

Los discos duros son fabricados en instalaciones preparadas técnicamente para ello. Cuentan con ambientes controlados donde se evita la contaminación de los componentes. Si usted abre el disco sobre su escritorio o en un ambiente no controlado, o, si aún peor, lo hace sin conocer perfectamente su funcionamiento interno y no emplea las herramientas correctas, son altísimas las posibilidades de que dañe los datos que usted pretende recuperar.

¿Qué Puede Sucederle a un Disco Cuando No Es Abierto En Una Cámara Limpia?

Los ambintes donde son fabricados los discos duros así como los de las empresas como la nuestra realiza la recuperación de información son llamados cámaras limpias. Cuando un disco duro es abierto en un ambiente común, puede sufrir los siguientes problemas:

  • El disco se contamina con partículas entre las que podemos mencionar: polvo, cabello, huellas digitales, restos orgánicos, restos inorgánicos, etc.
  • Se puede perder la sincronización de giro entre el cabezal y los platos
  • Se pierde la alineación del eje del motor
  • Si se trata de un disco duro que tiene varios platos, se puede perder la alineación de los cilindros, imposibilitando la recuperación de los datos
  • Los platos pueden rayarse y por lo tanto, existen altas posibilidades de que se destruya la información y no pueda ser recuperada.

 

Una cámara limpia, por el contrario, le ofrece al disco duro el ambiente adecuado no sólo para su fabricación sino también para su examen. Es un ambiente controlado en el que todos y cada uno de los parámetros ambientales son estrictamente controlados. Es decir, la temperatura, humedad, calidad del aire, protección antiestática y la presión del aire están controlados. Son espacios que implican un alto coste de implementación y, por lo tanto, solo las empresas muy especializadas y de con mucha experiencia pueden acceder a ellos.

Tipos de Contaminación y Consecuencias Para un Disco Duro

La principal fuente de contaminación que puede afectar a un disco duro que es abierto en un ambiente no controlado se encuentra en las partículas que están suspendidas en el ambiente, ya sean vapores, humo, polvo, etc. También las herramientas con las que trabajamos o inclusive nuestros datos puede dañar el disco duro volviendo imposible que se recuperen los datos. Como ya se ha explicado en otro artículo, tanto los platos como los cabezales giran a gran velocidad, generando un colchón de aire que evita que el cabezal de lectura pueda tocar accidentalmente la superficie del disco duro y dañarla. Una huella digital o una microscópica mota de polvo puede afectar este colchón de aire y dañar definitivamente la información almacenada en el disco duro.

Además, dañar la emulsión magnética, puede provocar el tan temido head crash, es decir, puede llevar a que el cabezal de lectura entre en contacto con la superficie del disco.

Por otra parte, si abrimos los discos es sumamente fácil que los platos que lo integran pierdan su inclinación, orientación y calibración adecuados. Cuando esto sucede, volver a acceder a la información perdida por el usuario es sumamente complicado.

Además, si al abrir el disco en una superficie no controlada, el disco se nos cae o lo golpeamos en forma accidental, sin duda alguna se reducirán significativamente las posibilidades de que se pueda volver a tener acceso a su información en forma exitosa.

Es por esta razón que es muy importante que en caso de que usted no pueda acceder a algún archivo o carpeta que tiene almacenada en su disco duro, recurra siempre a especialistas para que puedan realizar un diagnóstico adecuado de la situación, determinar de la manera menos invasiva posible cuál es el tipo de fallo  que afecta a su disco duro y cuál es el método más apropiado para la recuperación de la información. Recordamos que en un gran número de casos, la pérdida definitiva de la información se produce porque el disco no ha sido manipulado de la forma adecuada.

Comments are closed.

DMCA.com Protection Status