Procedimientos para recuperar datos

Consideraciones sobre la recuperación de discos duros dañados

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

La mayoría de las veces el valor del disco duro para una empresa o un particular no radica en el dispositivo en sí mismo, sino en la información allí almacenada. Es por ello que se hace necesario intentar recuperar un disco duro dañado para poder extraer los datos, antes de desecharlo y reemplazar el disco defectuoso por uno nuevo.

En estos casos, la opción con mayor posibilidad de lograr el objetivo es consultar con una empresa experta en recuperación de datos, quienes contarán con herramientas y tecnología como para aislar el problema rápidamente y poder acceder a la información, hasta ese momento inaccesible para el usuario.

El primer paso para comprender que está sucediendo con nuestro disco duro es determinar si el problema es electrónico o mecánico. Los problemas mecánicos tienen que ver con el motor y el mecanismo de movimiento que hace que los platos del disco giren sobre su eje, como así también el mecanismo que permite que la cabeza lectora se desplace.

El módulo electrónico tiene que ver con los circuitos que controlan el disco.

Es necesario verificar que el disco gire normalmente cuando encendemos el ordenador. Por lo general cualquier ruido o ausencia total del mismo nos estarán indicando que los platos no están girando como deberían o que la electricidad no está llegando al mecanismo de control del disco duro. Los ruidos extraños indican problemas mecánicos la mayoría de las veces.

Cuando la parte electrónica falla, el único procedimiento posible para recuperar un disco duro dañado es conseguir un disco duro idéntico y reemplazar la placa electrónica, pero esta tarea cada día es más compleja dado que en discos de última generación la placa incorpora componentes únicos que deben conservarse, o bien se requieren procesos de reprogramación complejos. Las intervenciones en el interior del disco duro deben ser realizadas en un ambiente libre de polvo y manipulado de forma segura con guantes y tomando la precaución de no cargar estáticamente con nuestros movimientos y roces de electricidad al disco, pues esto podría dañar aún más la información guardada.

Pero llegado el caso de tomar una decisión, ¿cuál es la relación costo-beneficio real? Llega un momento la vida, de cualquier empresa o particular, en que es necesario tomar una determinación con respecto a los discos duros dañados: recuperar la información o desechar el disco y conseguir uno nuevo. La pregunta no tiene una respuesta lineal, ya que, ciertamente, recuperar datos de un disco duro dañado puede llegar a salir más caro que compra una unidad nueva. En consecuencia, la pregunta es cuánto vale la información allí almacenada que actualmente es inaccesible.

Para prevenir estas tristes encrucijadas es imprescindible contar con copias de respaldo, actualizadas, de toda la información en soportes eficientes desde el punto de vista de costos y accesibilidad. Si tenemos una copia de resguardo actualizada, entonces podremos dar de baja el disco dañado y reemplazarlo por uno nuevo.

La pregunta que muchos se hacen es porque se pierde la información o los discos duros dejan de funcionar, con el objetivo de prevenir este tipo de fallas. Lo ideal es proceder a un reemplazo programado de las unidades más antiguas y mantener el equipo de la empresa tecnológicamente actualizado. Realizando inversiones periódicas no sólo ganaremos en seguridad, en cuanto a evitar la pérdida de datos, sino que también contaremos con un sistema mucho más rápido y fiable.

Casi la mitad de los fallos en los discos duros se deben a problemas físicos, la cabeza lectora o los mecanismos electromagnéticos. El error humano es responsable de un tercio aproximadamente de pérdida de la información. En menor medida, los virus o troyanos y los problemas en los controladores son responsables de la pérdida de información.

Para muchas empresas sería inaceptable perder todo un día de trabajo debido a fallas en los discos duros, y este tiempo en que la producción debe detenerse forzosamente puede llegar a costar más caro que contratar a una empresa de recuperación de datos para recuperar la información sin pérdida de tiempo

 

Fuente Imagen

Comments are closed.

DMCA.com Protection Status