Cintas magnéticas para copias seguridad, ¿el mejor sistema a largo plazo?

Cuando se profundiza en el campo de las cintas magnéticas se vuelve todo un tanto complicado, es importante primero entender el propósito de su creación. En los términos más simples, es una cinta que almacena datos, que permite guardar archivos a largo plazo. No solo es respetada por mantener los datos intactos con el pasar
 

Cuando se profundiza en el campo de las cintas magnéticas se vuelve todo un tanto complicado, es importante primero entender el propósito de su creación. En los términos más simples, es una cinta que almacena datos, que permite guardar archivos a largo plazo. No solo es respetada por mantener los datos intactos con el pasar de los años, si no por ser, posiblemente, el método más seguro de almacenamiento. Por eso es principalmente utilizada por gobiernos y empresas de alto calibre.

Sin embargo, muchas personas tienen poca idea de lo que es una cinta de reserva. Con una gama de diferentes colores que indican los nombres y las distintas capacidades, van mucho más allá de un cassette de música o las cintas de vídeo VHS, que suele ser lo primero que viene a la mente. De hecho, la mayoría de las cintas utilizadas para copias de seguridad o archivos de un sistema de negocio son sorprendentemente pequeñas, de aproximadamente una pulgada de profundidad.

 

Un escudo irrompible.

Las cintas magnéticas de respaldo son especialmente útiles para proteger información contra posibles amenazas intencionadas. Es prácticamente imposible borrar datos de las cintas y, aun en el extrañísimo caso de que ocurra, es posible recuperarlos, aunque a un cierto costo.

Independientemente de lo que pueda parecer, la capacidad de las cintas de copia de seguridad (hasta 1,5 terabytes) es suficiente para defender los datos claves de su empresa. Es por esto que, cuando cualquier investigación, litigio o asunto reglamentario requiera acceso y análisis de datos históricos, las cintas realmente sacan a relucir sus ventajas.

 

Su fiabilidad legal

Al comienzo de cualquier asunto legal, la determinación de las posibles fuentes de evidencia digital es clave y, si bien las fuentes más obvias de pruebas suelen ser consideradas (portátiles, sobremesas, teléfonos móviles, memorias USB, etc.), es la evidencia que se encuentran en las cintas la que más confianza suele llevarse.

Estas cintas actúan como una foto instantánea en el tiempo y pueden contener elementos de prueba que, en términos simples, es como pintar un cuadro exacto, con cada detalle, sin importar el paso de los años, o de intentos realizados para borrar intencionalmente los datos almacenados.

 

Ahora, no todo es color de rosa. Las cintas, al igual que cualquier medio de almacenamiento tiene sus debilidades. Por ejemplo, conseguir datos relevantes de las cintas es, a menudo más fácil decirlo que hacerlo. Si tenemos en cuenta los volúmenes potenciales de cintas actuales, acceder a los archivos guardados puede volverse una tarea bastante tediosa, y dicha tarea cae en el escritorio de su equipo de almacenamiento de datos. Incluso si el equipo tiene la mano de obra y el software y el hardware para hacer esto, acceder a los datos a través de los volúmenes de cintas puede tener un enorme impacto en los requerimientos del día a día, sobre todo si se está obligado a cumplir con los plazos exigentes.

Incluso cuando uno no va a estar leyendo diariamente los datos de las cintas, sigue siendo una desventaja a tener en cuenta. Y, aunque esto es completamente fácil de deducir, no se puede sobrescribir información. Así que una vez que se guarda algo queda ahí para siempre, para bien o para mal.

 

En resumen, las cintas pueden ser un efectivo sistema de almacenamiento a largo plazo, a la vez que una herramienta extremadamente útil para investigaciones y menesteres legales. Como tal, la búsqueda de la mejor manera de manejar los datos que tiene en su posesión es de vital importancia. Asociarse con un experto de confianza le permitirá asegurarse de que está bien orientado a la hora de elegir el tipo de cinta que necesita. En última instancia, puede ahorrar mucho tiempo y dinero, lo que permite el acceso y la revisión de los datos clave.

 

Los comentarios están cerrados.