Datos sobre sistemas de almacenamiento

CD-ROM/ DVD-ROM: Cuidados para evitar fallos y pérdida de datos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Muchos dudaban de cuanta durabilidad iban a tener los CD-ROM y los DVD-ROM, la mayoría de nosotros aún cuenta con alguno de estos en nuestro hogar u oficina, pero también sabemos, si alguna vez hemos grabado en cualquiera de los dos formatos, que los mismos fallan y no sabemos el porqué de esto.

Si bien antiguamente cuando comprábamos un ordenador este venía con una unidad para grabar/leer disquetes, hoy en día este compartimiento es una grabadora de CD/DVD.  Como es sabido podemos grabar hasta 5GB en un DVD y unos 600MB aproximadamente en una unidad de CD, es algo muy cómodo para cualquier usuario, sobretodo por el poco espacio que estos ocupan.

Si bien parecen algo simple, los CD y DVD, son bastante más complejos de lo que podemos observar a simple vista. Esta complejidad, podemos decir, que está compuesta por diferentes niveles (Bloques físicos- Nivel de sistema de archivos y el disco en sí mismo). Al igual que en el resto de los soportes de almacenamiento, estos deben contar con un sistema de archivos lógico en el que se defina donde se encuentran los archivos físicamente. En los discos también hay sistemas de corrección de errores de bajo nivel y decodificación de datos. Estos sirven para conservar la calidad e integridad de los datos.

Si hablamos de recuperar datos en este tipo de soporte de almacenamiento tenemos que empezar por decir que los mismos son propensos a dañarse o corromperse, pero ¿Qué diferencia hay? , si un disco está “dañado” hablamos de algo físico, como un rayón o golpe, implicando la rotura del plástico o emulsión que lo recubre. Mientras que cuando un disco se corrompe es a causa del tinte que se ha estropeado o también porque los surcos del CD-ROM/DVD-ROM manufacturado no pueden representar los bits binarios. También están los fallos en el sistema de archivos, que pueden ser provocados por múltiples razones. Puede ser desde un problema con el hardware que provocan a su vez fallos en el software.

Por más que nuestro DVD o CD sea el de mayor calidad en el mercado, rara vez estos superan la barrera de los diez años de durabilidad, por esta razón no suelen ser usados para guardar archivos a largo plazo, ya que al ir a buscarlos podemos encontrarnos con el daño por el paso del tiempo en la unidad y por consiguiente la perdida de los mismos.

Un de los fallos más propensos que presentan estas plataformas, es a la hora del grabado del mismo. Para que esto no ocurra, podemos tomar algunas precauciones. Por ejemplo, siempre utilizar un software de confianza de una marca reconocida y que este actualizado como corresponde a la hora de comenzar el proceso. Preferentemente grabar archivos del mismo tipo y no mezclarlos, a menos que el software utilizado nos proporcione esta posibilidad. Trate de usar DVD o CD de muy buena calidad, ya que esto influye a la hora de la grabación. Siempre, antes de cerrar el programa de grabado y sacar el disco de la unidad de grabación, debemos asegurarnos de que el mismo haya finalizado, ya que podemos provocar un error en la grabación y perder los datos y el CD o DVD en cuestión. Una vez grabado, revise si los archivos se hayan transferido correctamente, y al mismo tiempo ver que tenemos acceso a la unidad y su información, antes de borrar los archivos originales.

En punto más importante a la hora de evitar el daño de nuestro CD o DVD es la grabadora que utilicemos, el mantenimiento que apliquemos sobre ella, etc. En un 90% de las veces cuando ocurren los primeros fallos el usuario decide cambiar directamente la unidad de grabado. Pero en realidad estos casos, en casi su totalidad, pueden ser solucionados si se examina qué error devuelve este fallo a la hora de grabar, o también puede ser, a la hora de leer  los archivos. Que nuestra unidad de grabado falle, no siempre es a causa de un fallo motriz o físico de la misma, esto puede ser provocado por varias razones. En primer lugar nos puede ocurrir que al estar grabando la tensión eléctrica del lugar en el que nos encontremos tenga algún pico y nos provoque el fallo en sí.  También tengamos en cuenta que debemos mantener estas unidades, sobre todo con la limpieza para evitar que partículas de polvo rayen los CDS o DVS.

Podemos concluir que para poder disfrutar de estas plataformas y no sufrir pérdidas de datos, debemos tener varios cuidados a la hora de grabar y tener siempre en cuenta que su vida útil no es tan extensa como en otro tipo de plataforma de almacenamiento de archivos.

 

Fuente imagen

Contacta con Serman Recuperación de Datos

Comments are closed.