Guías prácticas

Qué tener en cuenta a la hora de elegir un dispositivo de almacenamiento externo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

A la hora de elegir un dispositivo de almacenamiento debemos tomarnos esta tarea con calma y elegir uno que se adecue a nuestras necesidades, aprovechando que el mercado ofrece múltiples opciones, debemos tener en cuenta el fin provisto para el dispositivo a adquirir. Por ejemplo, si queremos que sea fácil de transportar o que tenga mucho espacio de almacenaje, o ambas características combinadas.

Si hablamos de los pendrives, podemos decir que son la mejor opción a la hora de querer transportar una pequeña cantidad de datos con facilidad, por su tamaño aporta comodidad, pero debemos tener en cuenta que no todos son iguales y que su vida útil varía de acuerdo a su marca y características. Siguiendo en la línea de la fácil transportación, las tarjetas SD tienen una ventaja que supera a los antes mencionados pendrives, puede colocarse en distintas plataformas como tablets, smartphones, computadoras de escritorio y portátiles, etc. Lo que aporta un atractivo extra cuando se trata de transportar información o datos que no sean muy pesados, la desventaja de este tipo de dispositivos es que son frágiles y tienen más riesgo de sufrir daños por caídas o golpes.

Ahora, si lo que necesitamos es tener más capacidad de almacenamiento, lo ideal son los discos externos, de los cuales existen distintos tipos que se adecuan a la cantidad de datos a almacenar y distintas conexiones que proporcionan más o menos velocidad según lo que estemos necesitando.

Existen los discos duros externos de escritorio, que funcionan muy bien para grandes cantidades de datos a almacenar, una de sus características es que funcionan conectados a la corriente eléctrica y por esto no son recomendados para usuarios que necesiten una opción fácil de transportar.

Los discos duros externos portátiles, los que todos conocemos, que tienen una capacidad considerablemente menor a los anteriormente mencionados, pero no requieren una conexión a la corriente eléctrica y tienen un tamaño pequeño, más grandes que un pendrive pero totalmente transportable y posee un peso casi imperceptible si los comparamos con los de escritorio. También existen los discos duros externos ultra portátiles que son más compactos y aún más cómodos a la hora de ser transportados. Este tipo de discos, como dijimos, tienen diferentes tipos de conexiones,  en ellas varía su precio y cada tipo corresponde a la velocidad de la que dispondrá el dispositivo.

Y por último, existen los discos duros externos multimedia, que además de permitir el almacenamiento y el transporte del mismo, añade un plus, tiene la capacidad de reproducir la información como imágenes, video y música e incluso dispone de todo tipo de conectores para poder facilitar su conexión a las distintas plataformas en las que se puede observar su contenido.

Una de las desventajas de los discos externos en general, es que son propensos a roturas, por golpes, caídas o derrame de líquidos, pero el riesgo no es tanto como en los dispositivos que mencionamos al principio.

Uno de los cuidados principales que se debe tener, es no sobre escribirlo, de esta manera se daña, es decir, cuando borramos determinados datos y no lo hacemos de forma segura, la información que añadimos luego se escribe sobre la que ya hemos borrado, esto hace que el disco tenga una vida útil mucho menor y nos expone al riesgo de perder los datos que se encuentren allí.

Una de las nuevas elecciones de los usuarios con respecto al almacenamiento de datos, es la conocida “nube”, con esto nos referimos a un servicio virtual que ofrecen determinadas empresas para guardar datos, a la cual se tiene acceso desde smartphones, tablets, computadoras, etc. Pero aún los usuarios no terminan de decidirse, teniendo en cuenta que la información ronda por internet y para los delincuentes de la web (hackers) es muy fácil acceder a determinados datos, es decir, no es completamente segura a la vista de los usuarios.

Para concluir, podemos decir que la elección de un dispositivo de almacenamiento externo es total y completamente personal, es decir, tiene que ajustarse a las necesidades de cada persona, si se va a utilizar como un respaldo o backup de un disco de pc conviene alguno de los tipos de discos duros externos, si el caso es que transportemos una pequeña cantidad de datos convendrán las primeras opciones. Lo principal que se debe tener en cuenta es que debemos informarnos acerca de las diferentes características que posea el dispositivo que vayamos a adquirir, sea cual sea, la capacidad, la velocidad, el tamaño, el peso, las garantías y por supuesto la seguridad de que nos será de utilidad frente a las distintas necesidades que presentemos.

 

Fuente imagen

 

Comments are closed.

DMCA.com Protection Status